Linkedin: Empezar tocando los genitales.

Mina de proximidad, o francotirador. Ni lo uno ni lo otro.

Lo cierto es que nos encanta presentar nuestra solución a los problemas del mundo como dualidades absolutas.

Una falacia provocada de nuevo porque nuestra propia arquitectura neuronal, que ama las comparaciones y por lo tanto los contrastes.

La metáfora del arma que usamos va dirigida a los vendedores de linkedin (que en español se pronuncia linkedin).

Esos a los que en cuanto pulsas «conectar», se desata el caos. ¡Hay un contacto!, ¡Hay un contacto!. ¡A las trincheraaas!.

Salta un resorte y cuando vuelves a mirar el puto móvil te encuentras que te han puesto entre la espada y la pared, y no tienes más remedio que asistir a ese puto zoom y compraaar!… ¡Noooooo!.

Chicos. En serio. No os quiero comprar nada. Tolojoro.

Os quiero vender.

Os quiero vender, pero no lo voy a hacer.

Eso tampoco es del todo cierto: Lo voy a hacer, pero cuando sea el momento y la forma.

Al menos no lo vais a notar como si yo me acercase y lo primero que hiciese fuera poner mi manos en vuestros genitales.

¿Sabéis por qué?

Porque estaría desperdiciando mi tiempo, mi energía, mi trabajo y mis posibilidades de éxito, que es el coste de oportunidad de entrar a tocar los genitales en el primer contacto. Que a quien quizás podrías venderle, te aseguras que ya no podrás hacerlo, porque siempre serás el que entró directo a tocar los genitales.

Pero tranquilos. Ya sé lo que pasa.

¡Os habéis dejado seducir por la automatización.!. Y eso está bien.

Yo tengo un lema: Si lo puede hacer la máquina, que lo haga la máquina.

Pero me toca añadir algo: Por el hecho de que lo haga una máquina no quiere decir que esté mejor hecho que si lo haces tú.

En linkedin la máquina te responde.

Entras en contacto con alguien y ese alguien te preparar un mensaje para que la máquina te lo suelte.

¿Podrías hacer algo peor que entrar a tocarme los genitales sin conocernos?

Si.

Mucho peor.

Enviar a la máquina a tocarme los genitales y pretender que parezca que has sido tú.

En serio, no lo hagáis.

Pero podría ser peor.

Podrías quererme enseñar el negocio que me va a hacer rico sin decirme de qué se trata.

En serio. A mi me importa una mierda tu negocio.

Eso de hacerme rico por ser yo sin decirme de qué coño me hablas, no funciona.

Salvo que busquéis un perfil de cliente imbécil, que los hay, que se sientan los elegidos por que alguien que ha elaborado un pedazo mensaje para ellos y sin ni siquiera esperar una respuesta ya sabe que necesitamos su servicio porque vamos a ganar pasta y por eso me invita a vernos en un «zum». Ahí sí. Pon un recurso para tontos, y recibirás tontos.

一瞬间

¿Me quieres decir que la automatización de tareas no me va a ahorrar trabajo y facilitar clientes?.

No, yo no estoy diciendo eso.

Digo que si aprovechas esa automatización para entrar directo a tocarme los cojones, es que una de dos: O me tomas por imbécil, o eres imbécil.

Déjame hacerte una pregunta.

¿Recibes más de diez contactos diarios por Linkedin?.

Si la respuesta es no, no automatices esa mierda.

Tu solución puede ser una pasada, pero el día uno que te conocemos, esa solución nos importa una puta mierda.

No actúes así. Al contrario, accede al perfil de tu contacto, busca algún punto en común o incluso contactos en común, que eso linkedin te lo pone fácil.

Coméntaselo en tu saludo, sé cordial. usa su nombre y propón una posibilidad de encuentro y empieza con una pregunta abierta sobre algo de lo que le guste hablar a la otra parte mejor si es un hobby en común que un negocio…

Pero por dios, por la virgen y por todos los santos habidos y por haber: NO EMPIECES PONIENDO LA MANO EN SUS GENITALES.

Afinar un saludo puede abrirte el camino a profundizar con ese contacto, y de ahí saldrán, seguro ventas o colaboraciones. Y eso sí funciona.

De modo que no desperdicies esas oportunidades que linkedin te sirve en bandeja de una forma tan triste y primitiva que lo único que hace es filtrarte a los peores clientes. O a nadie.

PD: Si en internet hay un video tuyo cantando a Whithney Houston a gallito pelao mientras conduces, por favor, elimínalo antes. Lo vamos a encontrar antes de responder a un saludo automatizado. En serio. Si. Lo hice. Lo siento, tío. No puedo comprarte nada después de haber visto eso.

Déjame tu email a continuación para recibir más mensajes como este:

Deja un comentario